martes, 20 de abril de 2010

Los hippies

Nombre: Hippie
Origen: Estados Unidos (extensión a Europa)
Cronología: Los 60’
Edad: Movimiento juvenil
Estilo: Clase media, presentan un estilo psicodélico y muy colorista, presente en la moda, las artes gráficas y la música.

Historia:
El nombre “hippie” proviene del nombre “hipster” (adoptado por una cultura norteamericana de los años 40’, ya explicada en anteriores entradas del blog), esto responde a que los hippies se entienden como una derivación de la parte más joven de la cultura hipster que adoptó ropas más brillantes y pensó que podía cambiar la sociedad a través de un activismo político. De hecho, la cultura hippie mezcla muchos antecedentes (como los hipters y beatniks) y muchos referentes (entre los que se encuentran hasta Gandhi o Cristo).
En su origen surgió como una reacción contraria a la sociedad americana posterior a la Segunda Guerra Mundial: sociedad que había adoptado la producción en cadena (Taylor) y el consumismo (Keyness) y el denominado “estado del bienestar”. La sociedad del bienestar provocó un adormecimiento de la lucha obrera, ya que permitió una cierta mejora de las condiciones de la clase media y trabajadora. Aún así, los problemas y abusos seguían existiendo y la juventud de los 50’ inició un rechazo al aburguesamiento de la sociedad.
Esta situación se incrementó en la década de los 60’ y a ella se sumaron nuevos factores, como el baby boom, el cambio en la estructura familiar (se inicia un importante conflicto intergeneracional), la liberación de la mujer y la lucha contra la discriminación étnica o racial, entre otras.
En este contexto, la juventud de finales de los años 60’, con un estilo de vida muy diferente al de sus padres, empieza a adoptar posiciones de rechazo al sistema, al orden establecido y a todo aquello considerado convencional. Consideraban la sociedad excesivamente conservadora y empiezan a cuestionarse los valores y los comportamientos de la cultura dominante. Inician una vida más espiritual y en contacto con la naturaleza y empieza a ser denominados como “hippies”.
Desde eso momento, los hippies empezaron a reunirse en comunas (como organizaciones libres de jerarquía) y el movimiento empezó a popularizarse, hasta extenderse a Europa y a una parte importante del mundo. Hace falta destacar el verano de 1967 (el que los hippies habían denominado el “verano del amor”, cuando los líderes del movimiento hicieron un llamamiento a todos los hippies a acudir a San Francisco), el festival de Woodstock de 1969 (festival de rock que obtuvo una gran participación que ha convertido en un icono para esta cultura) y la Guerra del Vietnam (entorno a que los hippies mostraron su total oposición a través de multitudinarias manifestaciones) como tres hechos claves vinculados a esta cultura. (Os añado un link que muestra el festival de Woodstock: http://www.youtube.com/watch?v=ji5-f0oS_4A&feature=related; también hay diversos documentales sobre éste como: Woodstock. 3 Days of Peace & Music).

Ideología:
El movimiento no tiene ideología claramente definida: encontramos desde grupos bohemios, pasando por grupos que apuestan por una espiritualidad alternativa, hasta comunidades envueltas en un activismo radical. En líneas generales, la cultura hippie ante todo cree en modo de vida comunitario fundamentado en la paz, el amor, la libertad y la igualdad.
Partía de una anarquía no violenta, una preocupación por el medio ambiente y el rechazo al materialismo occidental. Era una contracultura contestaría, políticamente atrevida y antibelicista. Pero ante todo era un estilo de vida, con movimientos de expresión, en contra del sistema, del gobierno de su época y, en general, de cualquier doctrina preestablecida. Los hippies están en contra del nacionalismo, el consumismo, el capitalismo, el paternalismo, las empresas multinacionales, la burocracia…
A la revolución juvenil, se le añadía el “amor libre” entendido como un rechazo a la institución del matrimonio y una conducta sexual contraria a las imposiciones de las Iglesias o el Estado que buscaba el “derecho al placer”. De esto surge la denominada “revolución sexual” (respaldada en un cambio de las conductas sociales posibilitada por la aparición de las píldoras anticonceptivas), además, de una tolerancia hacia la homosexualidad y la bisexualidad.
Artísticamente fue un movimiento muy prolífero en todo el mundo. Su estilo fue la psicodélica y la multiplicidad de colores inspirados en la drogas como la marihuana, el hachís y, sobretodo, alucinógenos como el LSD (lo cual provocó fuertes críticas hacia este colectivo). Por último como estilo musical cabe destacar el rock psicodélico y folk contestatario.

Vestimenta:
El icono hippie suele caracterizarse con un hombre de pelo largo y barba mucho más larga que lo considerado normal o elegante para la época. Ambos sexos tendían a dejarse el pelo largo y de imitar el estilo afroamericano. La sociedad de la época lo consideraba como una ofensa, o como sinónimo de suciedad, o “cosa de mujeres”; en cambio, para los hippies, el cabello largo, en ambos sexos y su forma particular de vestir, actuaba como una señal de pertenencia y una muestra de su actitud iconoclasta, contestataria y contracultural.
En general por su tendencia psicodélica y colorista usaban ropas de colores brillantes o ropas desteñidas. Utilizaban también camisas largas, faldas largas, pantalones con “pata de elefante”. Por su influencia oriental o en lo que respecta a la espiritualidad vestían con ropas indias o africanas, con símbolos como la flor o dibujos de los aborígenes americanos. Muchos, además, se confeccionaban su propia ropa como protesta ante la cultura consumista
Es destacable que entre las mujeres apareció la tendencia de no llevar sujetadores y de no afeitarse axilas o piernas (lo cual tendría influencia en el feminismo de décadas posteriores).

Bibliografía:
- BROWN, J.D., Los hippies, París, Laffont, 1968.
- HALL, S., Los hippies: una contra-cultura, Barcelona, Anagrama, 1970.

Salud y “paz y amor”, por supuesto! ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada